Relojes Qlocktwo en Roberto Joyero

Qlocktwo en Roberto Joyero —

EN COLORES


La base racional de sus diseños no tiene discusión, tan sólo cabe la elección de materiales de sus cajas y la diferenciación mediante el empleo de diferentes tipos de brazalete, lo que da infinitas posibilidades y modifica, aunque pareciera imposible, el carácter del reloj. Aquí traemos este 39 x 39 centímetros con caja de acero, y correa de piel azul. Es la forma de ver la hora, los minutos, los segundos y la fecha de la manera más moderna. La batería es de un año de duración de promedio, en función del uso.


Qlocktwo en Roberto Joyero —

EN COLORES


La base racional de sus diseños no tiene discusión, tan sólo cabe la elección de materiales de sus cajas y la diferenciación mediante el empleo de diferentes tipos de brazalete, lo que da infinitas posibilidades y modifica, aunque pareciera imposible, el carácter del reloj. Aquí traemos este 39 x 39 centímetros con caja de acero, y correa de piel azul. Es la forma de ver la hora, los minutos, los segundos y la fecha de la manera más moderna. La batería es de un año de duración de promedio, en función del uso.


Qlocktwo en Roberto Joyero —

HABLAR COMO LAS PERSONAS


Dos diseñadores, Marco Biegert y Andreas Funk fundan la agencia de diseño BIEGERT & FUNK. Pronto comenzaron a desarrollar sus propios productos junto con su trabajo de diseño personalizado para proyectos arquitectónicos particulares. El dúo siempre estuvo fascinado por el tema del tiempo y sobre el concepto de un reloj que mostrase la hora de la misma manera en que las personas se hablan entre sí: "Son las tres menos veinte”


Qlocktwo en Roberto Joyero —

DE LA DECORACIÓN A LA MUÑECA


Con la instalación de su empresa de fabricación en una antigua fábrica de joyas, la historia de éxito de QLOCKTWO había comenzado. Hoy QLOCKTWO es conocido mundialmente y deleita a las personas en doce idiomas diferentes y ha sido galardonada con más de 30 premios de renombre internacional. De los relojes de pared, se pasa a los de sobremesa y se realizan en diferentes tamaños. Pero quedaba un reto por cumplir, crear el mismo sistema para poder llevarlo en la muñeca y, además, hacerlo con el estilo propio de la firma; algo que se consigue con todo acierto.


Qlocktwo en Roberto Joyero —

DE LA DECORACIÓN A LA MUÑECA


Con la instalación de su empresa de fabricación en una antigua fábrica de joyas, la historia de éxito de QLOCKTWO había comenzado. Hoy QLOCKTWO es conocido mundialmente y deleita a las personas en doce idiomas diferentes y ha sido galardonada con más de 30 premios de renombre internacional. De los relojes de pared, se pasa a los de sobremesa y se realizan en diferentes tamaños. Pero quedaba un reto por cumplir, crear el mismo sistema para poder llevarlo en la muñeca y, además, hacerlo con el estilo propio de la firma; algo que se consigue con todo acierto.